Ahora el clima es un frente de guerra cultural

6853

El País, 12 de agosto de 2023.

La codicia sigue siendo el factor más importante del movimiento antiecologista, pero ya no es el único.

Entender el negacionismo climático solía parecer fácil: todo era cuestión de codicia. Si uno escarbaba en los antecedentes de un investigador que contradecía el consenso científico, o de un grupo de expertos que intentaba bloquear las medidas contra el cambio climático, o de un político que declaraba que lo del calentamiento global es una patraña, casi siempre descubría un importante respaldo financiero de la industria de los combustibles fósiles. Eran tiempos más sencillos e inocentes, y los echo de menos.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies