Cataluña, entre lo improbable y lo hacedero

6764

El País, 5 de noviembre de 2019.

 

Entre quienes se presentan como partidarios inconmovibles de la unidad española abundan
los que parecen poner más empeño en impedir la separación de Cataluña que no en reforzar
las iniciativas para hacerla indeseable. No creo, por ejemplo, que haga mucha mella en la
posición de los independentistas insistir en la imposibilidad de la independencia, afirmación
que se hace a veces con rotundidad cuasi metafísica. En cualquier caso, quizá sería más
pertinente referirse a la improbabilidad de una independencia catalana que no a su
imposibilidad. Una improbabilidad que se desprende ciertamente de la ausencia de los
factores necesarios para consumarla.

Comparto y he repetido desde hace años que el proyecto independentista no cuenta con una
mayoría social de amplitud bastante que la apoye, ni con una potencia internacional que la
promueva o la tolere, ni con una capacidad coercitiva tal que —por activa o por pasiva—
pueda enfrentarse con éxito a la que detenta un Estado como el español. La ausencia de
estos factores permite calificar como muy improbable a medio plazo una Cataluña
independiente. A largo plazo, ya sabemos lo que afirmó el economista de Cambridge.

Leer más…