Como los muertos, “Revolución”

8692

revistaelestornudo.com29 de agosto de 2018.


 

En Cuba, “Revolución” es una palabra que, como “Dios” o “matrimonio”, ya no
significa realmente nada, y cada quien usa para referirse a cosas distintas.
Solemnemente, en el teatro Karl Marx, “Revolución”. Con la mirada perdida en el
futuro, “Revolución”. Con la mirada perdida en el pasado, “Revolución”. Con roña,
“Revolución”. Con lágrimas en los ojos, “Revolución”. Como Silvio Rodríguez,
“Revolución”. Como los campeones olímpicos, “Revolución”. Con la voz como una
pared pintarrajeada, “Revolución”. Como José Daniel Ferrer, “Revolución”. Con
hambre, “Revolución”. Con hastío, “Revolución”. Como un copo de nieve,
“Revolución”. Apunten, disparen, ¡fuego!, “Revolución”. Dame la R, “Revolución”.
Todos, a coro, “Revolución”. Desde un punto de vista puramente académico,
“Revolución”. Con ásperas dudas, “Revolución”. El pollo de dieta, “Revolución”. A
propósito de Virgilio Piñera, “Revolución”. De pinga, “Revolución”. Ni pinga,
“Revolución”. En Londres, “Revolución”. En una balsa en el mar, “Revolución”. En la
Plaza de la Revolución, “Revolution”. En zigzag, “Re-vo-lu-ción”. Bajito, para que los
vecinos no lo oigan, “Revolución”. Un tiro en la sien, “Revolución”. “A la Revolución
y al socialismo debemos todo lo que somos”, con un guiño en los ojos.
Lezamianamente, “las cenizas que retornan”. En el matutino, “Revolución”. Como los
locos, “Revolución”.

Leer más…