El conflicto individuo-sociedad en el pensamiento de Georg Simmel

13466

Marzo de 2019.

 

Desde los orígenes del pensamiento sociológico hasta nuestros días, nuestra
ciencia se ha preguntado acerca de la relación entre el individuo y la sociedad
brindando un sin fin de respuestas que hasta la actualidad suscitan innumerables
debates dentro del campo académico.

El pensamiento contractualista partía del individuo y su estado de naturaleza, la
sociedad se deducía de aquel mediante la creación de un contrato, renunciando el
individuo a la libertad de tal estado se subsumía a la autoridad social. Durante el
siglo XIX autores como Émile Durkheim dentro del paradigma positivista,
comienzan a pensar la relación individuo-sociedad de una manera distinta. Los
hechos sociales eran el objeto de estudio de la sociología otorgándole una
jerarquía fundamental a la sociedad. En este sentido, definía a la sociedad como
una realidad “sui generis” que excedía al conjunto de los individuos imponiéndose
sobre ellos a través de la coerción y coacción. Durkheim partía del modo inverso al
de los contractualistas, la sociedad era ahora el punto de partida para explicar las
configuraciones universales. Pero esta forma dominante de pensamiento científico
comienza a resquebrajarse hacia fines del siglo XIX y principios del XX dando
lugar a nuevas corrientes que pretenden comprender el sentido de las acciones
sociales y repensar el rol del individuo.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies