El feminismo no es cantera de votos ni bálsamo de Fierabrás para la izquierda

9971

(Nueva Tribuna, 13 de marzo de 2019).

 

La estructura social es mucho más compleja de lo que somos capaces de percibir en
nuestro entorno cercano o de lo que expresan las personas que se manifiestan en defensa
de sus ideas y reivindicaciones. El voto femenino refleja parte de esa complejidad. El
barómetro del CIS del pasado mes de enero (1) confirmaba que el PP era el partido con
más mujeres entre sus votantes (el 56,6% de las personas que declaraban su intención de
votar por el PP eran mujeres), seguido muy de cerca por el PSOE (el 55% de sus
votantes eran mujeres) y, ya en franca minoría, por Cs (46,3%), UP (42,4%) y Vox
(35,1%). Para atisbar qué puede pasar en las próximas elecciones generales del 28 de
abril hay que completar las estimaciones anteriores con un dato muy relevante:
alrededor de 4 millones de mujeres no habían decidido qué hacer con su voto (suponían
una significativa mayoría del 60% sobre el total de personas encuestadas que todavía no
tenían claro a quién votarían). Hay por delante un mes y medio de campaña para las
elecciones generales que va a ser decisivo para que los partidos traten de convencer a
votantes que todavía no saben a qué listas votarán.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies