El futuro solo es renovable

9165

El País, 10 de febrero de 2022.

 

La decisión de la Comisión Europea sobre el gas y la nuclear, motivada exclusivamente por intereses empresariales, conlleva romper con la senda del progreso tecnológico y de democratización energética que habíamos iniciado.

 

Existen diferentes intereses, tanto políticos como financieros, que están volviendo a abrir iniciativas que se habían cerrado en la transición energética. Observamos, con perplejidad, cómo la propuesta de la taxonomía verde europea, que sirve de regla para medir la idoneidad o no de las necesarias inversiones millonarias, está cediendo ante el empuje de lobbies ligados a tecnologías que poco pueden aportar, solo zancadillear, a un futuro descarbonizado y renovable. Estamos hablando del gas fósil y de la energía nuclear.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies