El ‘mediocentrismo’ y el sistema de partidos

9210

InfoLibre, 27 de agosto de 2019.

 

Según los datos pre y postelectorales publicados principalmente por el CIS, pero también por parte de otros institutos y encuestadoras, el actual Parlamento de España responde a un reparto 45/45 entre los partidos y bloques de izquierda/derecha. El resto, un 10% de los votantes, se vinculan a partidos soberanistas o periféricos con sus distintas dinámicas de votos y alianzas.

Cuatro de cada diez votantes en nuestro país se consideran de centro, es decir, se autoubican en la escala ideológica izquierda/derecha en las posiciones medias del 4, 5 o 6. Estos forman parte de esa gran bolsa electoral moderada que permite la formación de mayorías en uno u otro sentido. Numerosa literatura sitúa en este espacio a una buena parte del voto swing, el más persuasible y permeable a las campañas. Apartarse de ellos es alejarse de la posibilidad de ser uno de los partidos aspirantes a gobernar en nuestro país. Aceptar un modelo mediocentrista de análisis electoral supone admitir que la gran bolsa de votantes moderada, y muy estacionaria, es la que marca la dinámica electoral en un contexto social y económico avanzado y normalizado como el español. Actualmente ninguna de las cinco grandes formaciones políticas del Congreso actual tiene una fuerza gravitatoria determinante sobre este grupo de votantes.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies