El peligro del nacionalismo de las vacunas

4689

Harvard Business Review, 22 de mayo de 2020.

 

Hay muchos motivos de preocupación para quienes creen que una vacuna para Covid-19 terminará o contendrá en gran medida esta pandemia o que esperan que se descubran nuevos medicamentos para combatir sus efectos. En lugar de trabajar juntos para elaborar e implementar una estrategia mundial, un número creciente de países están adoptando un enfoque «mi nación primero» para desarrollar y distribuir posibles vacunas u otros tratamientos farmacéuticos.

Este «nacionalismo vacunal» no sólo es moralmente censurable, sino que es la manera equivocada de reducir la transmisión a nivel mundial. Y la transmisión mundial es importante: si los países con un gran número de casos se retrasan en la obtención de la vacuna y otros medicamentos, la enfermedad seguirá generando disrupción en las cadenas mundiales de suministro y, como resultado, en las economías de todo el mundo.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies