El putinismo, sistema político de Rusia

13281
realinstitutoelcano.org, 9 de febrero de 2018

Resumen

El Kremlin define al actual sistema político ruso como una “democracia soberana” y Vladimir Putin la nación rusa como una nación dividida, “una de las más grandes del mundo, si no la más grande, que está separada por fronteras”.1 Sin embargo, la definición más adecuada del sistema político ruso sería la de putinismo, un Estado híbrido y modernitario2 de régimen autocrático, que refleja el papel personal de Vladimir Putin en su creación, desde su llegada al poder en el año 2000. El putinismo es la consecuencia del fracaso de Rusia en la transición a la democracia en los años 90 y de su legado histórico imperial. Ha pasado por dos fases: desde el año 2000 hasta el conflicto de Ucrania y la anexión de Crimea en 2014, la imagen de Putin fue la de salvador de Rusia y del pueblo ruso, librándolos de sus fuerzas destructivas internas y externas, de la corrupción y la influencia de los oligarcas en los asuntos del Estado, de los movimientos independentistas musulmanes del Norte del Cáucaso y de la influencia de Occidente. Sin embargo, desde 2014, dado el empeoramiento de la situación económica en Rusia a causa de la bajada del precio del petróleo y de las sanciones económicas, Putin se ha convertido en un guerrero, un líder que se propone recuperar el prestigio internacional de Rusia mediante intervenciones militares en Ucrania y Siria.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies