El sistema electoral español otorga la mayoría absoluta al nacional-secesionismo en Cataluña

2

11369

cronicapopular.es, 22 diciembre 2017


Lejos de derrotismos y de exaltaciones por la derrota o el triunfo, lejos de análisis sobre la permanencia del procés– se daba por descontado que seguiría-, la conclusión más importante y la que debería hacernos reflexionar a todos, mas no parece que así vaya a ser, es la necesidad urgente de ponernos a la faena para reformar el sistema electoral español. Que el nacional-secesionismo tenga mayoría absoluta es culpa no tanto de la persistencia del mismo a lo largo del tiempo sino, más bien, de la incapacidad de nuestros gobernantes por poner coto a todo el sistema de captación, asimilación y manipulación social que dicho movimiento lleva realizando más de 30 años.

Claro está que otra de las cosas que ya debería estar en marcha es una reforma del sistema electoral español que impida que se repita la burla que llevamos soportando en los últimos años en Cataluña. De nuevo el secesionismo ha vuelto a perder su apuesta y, sin embargo, el sistema electoral, tan español él, le vuelve a regalar la mayoría en el Parlament. Si así seguimos tendremos elecciones cada año y sin posibilidad de arreglo.

Si observamos[1] la gráfica 1 comprobaremos que los votos de los constitucionalistas pierden poder al convertirse en escaños, en diputados. En cambio, el 47,49% de votos secesionistas crecen hasta representar casi el 52% del Parlamento Catalán. Hasta los pretendidamente equidistantes sufren perdidas de representatividad. Evidentemente es una visión general y maniquea, pero inevitable ante una visión maniquea forzada desde el “prosecionismo”, guste o no a Colau y compañía.

También es muy recomendable constatar en la gráfica 1 que el secesionismo no representa más allá del 38,77% del censo, que es mucho, pero no es mayoritario socialmente.

Por fin, vota más del 80% del censo, ese mantra tan secesionista que dice que dicho porcentaje esta por el derecho a decidir. La cruda realidad desmiente los falsos memes pocesistas. Si sumamos a los secesionistas a los autodeterministas de CatCP se quedan en tan solo un 44,85% de los catalanes que defienden ese derecho, aunque soy muy generoso al considerar a todos los votantes de CatCP como partidarios de tal opción, pero la llevan en el programa. Evidente que no es una afirmación que haga por primera vez: en todos los análisis que he realizado sobre el tema siempre afirmé que el supuesto derecho nunca superó el 50% de la población catalana.

Pero es necesario entrar en el análisis de los resultados por candidaturas y observar que el sistema electoral, tan español, genera resultados injustos ya que beneficia a unos y perjudica a otros pero no solo por bloques sino por candidaturas. En la gráfica 2 se puede comprobar que los dos partidos más beneficiados por la loto española son JxCat y ERC. También Ciudadanos se beneficia en este caso de la sobrerrepresentación.

JxCat recibe un regalo de 3,5 puntos porcentuales, mientras ERC casi un 2,5 de puntos. Finalmente, Ciudadanos también se abona a la loto electoral obteniendo una sobrerrepresentación de poco más de 2 puntos. Es una loto trucada y ya lo expliqué en mi último artículo y en otros. Papa Noel ha traído a JxCat 5 escaños de regalo, 3 a ERC y 3 a Ciudadanos. Ver cuadro 1.

Si las elecciones se hubieran hecho con un sistema de Circunscripción Única los secesionistas tendría 64 diputados y sería una justa representación pero es evidente que no podrían mantener la política de desafío al Estado.

En cambio, tanto en porcentajes como en escaños, el resto de candidaturas sufren perdidas tan considerables como la no representación en el Parlament de PACMA y Recortes Cero. Si las elecciones se hubieran hecho con un sistema de Circunscripción Única los secesionistas tendría 64 diputados y sería una justa representación pero es evidente que no podrían mantener la política de desafío al Estado.

Es evidente que el grupo constitucionalista tampoco tendría mayoría absoluta pero su representación sería más justa y ello permitiría otro tipo de acuerdos y combinaciones fuera de los bloques que hoy existen. Podríamos empezar a debatir en torno al eje principal de cualquier sociedad actual, el eje izquierda – derecha.

No parece que las intenciones de los grandes partidos nacionales PP, PSOE y Podemos estén muy interesados en el cambio de sistema electoral. Sobre todo porque ellos son beneficiarios directos del mismo.

El mal endémico del sistema electoral español es que perpetúa la partitocracia en España, tanto en el ámbito general (estatal/nacional) como en el autonómico. En varias ocasiones lo he propuesto y en mi ensayo incluyo a modo de ILP una propuesta de reforma tanto constitucional como de la LOREG.

Ciertamente, se podría haber hecho una reforma electoral en varias crisis de nuestro sistema, como cuando se repitieron las elecciones generales e incluso en una situación tan grave como la que determinó la aplicación del artículo 155. Pero no parecen conscientes los dirigentes políticos españoles (incluyo a los catalanes) de la situación histórica en la que nos encontramos. Parecen más preocupados de salir de cualquier manera del paso esperando que el tiempo todo lo cure. La realidad es que el tiempo juega en contra de la democracia y de la justicia social y, por tanto, de la cohesión social del país,España.


Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista y miembro del Foro de las Izquierdas No Nacionalistas
[1] Los datos utilizados en la elaboración de las gráficas salen de la Web de la Generalitat http://www.parlament2017.cat/ca/inici/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies