Esperanza, sin engaño

4750

Mayo de 2020.

 

Nada peor que ejercer de agorero o aguafiestas, máxime cuando la mayor parte de la población necesita razones para la esperanza, en un contexto de enorme dificultad. Pero es precisamente ahora cuando a mi juicio es más necesario reflexionar sobre los riesgos de entregarse ingenuamente a los beneficios de la desescalada.

Uno de los primeros es, creo, el que subyace a la frecuente utilización de expresiones como “salimos reforzados”, “vemos ya la salida del túnel», o estamos a las puertas de la “recuperación de la normalidad” (aunque ya casi nadie cree que sea posible una vida «normal», como la entendíamos antes). Sobre todo, me parece preocupante la estrategia comunicativa de algunos responsables públicos y de no pocos medios de comunicación, que se sirven de esas y otras expresiones para presentar la entrada en las sucesivas fases de la “desescalada” como una carrera por “ganar la victoria”, so pretexto de enviar un necesario mensaje positivo de alivio, de premio al esfuerzo realizado. Reconozco que muchas veces esos mensajes se acompañan de argumentos no exentos de razón, como la tesis de que, para salir de esto con el menor porcentaje de daño económico y social, hay que reactivar la economía: promover la reapertura de negocios y empresas, recuperar la sangría de puestos de trabajo e incentivar el consumo. Pesa también en esa estrategia la necesidad de hacer frente a una crisis que nos explican que ya está aquí y que no conoce parangón con lo que hayamos vivido quienes nacimos después de la guerra civil y la II guerra mundial. Baste como botón de muestra la intervención del gobernador del Banco de España en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, en la que llamó a un consenso suprapartidario para las próximas legislaturas (https://www.infolibre.es/noticias/economia/2020/05/18/el_banco_espana_empeora_sus_previsiones_eleva_caida_del_pib_pide_recortes_del_gasto_106887_1011.html), algo que suena a sarcasmo en un contexto en el que la pandemia es utilizada sin disimulo para obtener ventajas precisamente partidistas.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies