Golpes de estado en el Sahel: ¿cambio de ciclo en la geopolítica africana?

6108

Prisma, 7 de noviembre de 2023.

 

Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. Este antiguo refrán castellano podría servir de certero prólogo para la cadena de golpes de estado sucedidos desde el 2020 en el enclave africano del Sahel. A pesar de constituir África un bloque continental geológicamente compacto, su geografía política requiere de un análisis parcelario para encontrar respuestas a sus fenómenos regionales y vincular sus efectos en el marco de la geoestrategia internacional actual.

Ante una revisión cronológica de los hechos,  en los tres últimos años se han sucedido 9 golpes de estado en 6 países de la franja territorial del Sahel: Malí (septiembre de 2020 y mayo de 2021); Chad (abril 2021); Guinea Conakry (septiembre de 2021); Sudán (octubre de 2021 y abril de 2023); Burkina Faso (enero y septiembre de 2022) y Níger (julio de 2023), a los que se añade el golpe de estado en Gabón (agosto de 2023), país que dejaremos fuera del análisis por estar situado en la zona de África Central próximo al Golfo de Guinea. Si a ello sumamos durante este periodo el conflicto de Tigray, en Etiopía; la guerra civil en Sudán del Sur; la reanudación de las hostilidades en el Sáhara Occidental o las protestas civiles en Senegal, nos encontramos con una enorme inestabilidad política en toda la franja del Gran Sahel que va desde la costa atlántica hasta el Mar Rojo.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies