Hacia una nueva constitución fiscal

4101

Project Syndicate, 10 de julio de 2020.

 

La pandemia COVID-19 ha tenido un impacto inmenso, impredecible y
duradero en las economías de todo el mundo. Como resultado, se ha dado a los
gobiernos la oportunidad –y un imperativo– de replantearse el papel y el
propósito de la política fiscal.

Un nuevo enfoque se ha retrasado mucho tiempo. Desde la era de la primera
ministra británica Margaret Thatcher y el presidente estadounidense Ronald
Reagan, la ortodoxia económica prevaleciente ha negado efectivamente la posible
función de inversión del estado y ha hecho que equilibrar el presupuesto sea un
fin en sí mismo. Esta indiferencia tanto a la dirección como al nivel de la actividad
económica hizo que el colapso del 2008-09 fuera casi inevitable, y la posterior
prisa por la austeridad debilitó la recuperación. Ahora, el colapso simultáneo de la
oferta y la demanda tras la llegada del COVID-19 ha hecho que la ortodoxia
neoliberal sea doblemente insostenible.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies