Ingresos y gastos: una ecuación que condiciona nuestra calidad de vida

5983

Fundación FOESSA, 2023.

 

Desde la Fundación FOESSA llevamos tiempo alertando de que en todas y cada una de las sucesivas crisis que hemos padecido se ha venido repitiendo una constante: el grupo más perjudicado es el de las personas con menos recursos y/o en situación de exclusión.

Así viene ocurriendo al menos desde la Gran Recesión que inició en 2008, un periodo en el que se incrementaron e intensificaron las situaciones de exclusión en nuestro país. La supuesta recuperación, que empezaría a llegar a partir de 2015, también se dio a distintas velocidades, lo que derivó en que fuese algo casi imperceptible para la población que más dificultades estaba atravesando. Y en ese contexto, sin que la recuperación hubiese alcanzado al conjunto de la población, llegó la pandemia y la crisis social asociada a esta, que volvió a cebarse con aquellas personas cuya posición en la escala social era más frágil: personas con empleos precarios o sin contratos, familias extensas con menores de edad a cargo, personas en situaciones de hacinamiento o infravivienda, etc. Y, por último, en el actual contexto de crisis inflacionaria, las familias que en mayor medida están padeciendo la escalada de precios son aquellas con menor poder adquisitivo.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies