La actual crisis pone de relieve la urgencia de reforzar la arquitectura financiera mundial

2535

FINANZAS & DESARROLLO, Septiembre de 2020.

 

La pandemia de COVID-19 es la mayor prueba de tensión para la economía mundial
y, en particular, para las economías de mercados emergentes y en desarrollo. En un
primer momento, se tenía la esperanza de que el virus pasara de largo en los países
de bajo ingreso, menos conectados con el resto del mundo por el transporte aéreo,
o se pudiera contener en países con experiencia en epidemias, por ejemplo, en África
subsahariana. La realidad frustró esas esperanzas. Ahora sabemos que el virus amenaza
a todo el planeta. Es más, incluso en los países que han logrado evitar una crisis sanitaria
aguda, los efectos financieros han sido graves.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies