La despoblación sanitaria moviliza a media España contra los recortes de servicios públicos y los favores a la sanidad privada

6213

InfoLibre, 1 de marzo de 2020.

 

El cierre del paritorio de Verín (Galicia), la necesidad de pediatra en Tineo (Asturias) o la falta de médicos en el entorno de Quintanar de la Sierra (Castilla y León) son algunos de los ejemplos de abandono que han sacado a los vecinos a la calle.

Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la plataforma en defensa de la sanidad pública, señala que los cierres de servicios son consecuencia de los recortes y del empeño de muchos gobiernos de favorecer a la privada.

 

Los vecinos y vecinas de Verín, en Ourense, los de Tineo y Cangas del Narcea, en Asturias, los de la comarca de Pinares, entre Soria y Burgos, los de Guardo, Barruelo y Brañosera, en Palencia… Todos, sin excepción, tienen algo en común. Y también lo tienen con los de otros pequeños municipios españoles que, sin ser capitales de provincia o grandes ciudades, están olvidados. Todos esos ciudadanos han salido recientemente a las calles por un mismo motivo: están perdiendo un servicio esencial, el sanitario. Los médicos buscan otro destino, se jubilan pero no llega ningún sustituto, los servicios de urgencias cierran, cada vez hay menos profesionales que puedan hacer las guardias… Y mientras, los vecinos siguen necesitando los mismos servicios, por lo que deben desplazarse muchos kilómetros para poder recibir la atención médica que requieren. No es un problema aislado, ni mucho menos. Se trata de una especie de despoblación sanitaria que ha llegado, parece que para quedarse, de la mano del éxodo de la España rural que va vaciándose con el paso de los años.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies