Las redes sociales, amenaza para la democracia

5810

El País, 27 de octubre de 2020.

 

El modelo de negocio de las empresas propietarias erosiona las
instituciones democráticas. Ha llegado la hora de cambiarlo.

En 2008 contribuí a crear el botón “Me gusta” de Facebook. Queríamos incluir una
herramienta que ofreciera a la gente un vínculo más humano. Más de 10 años después,
tenemos pruebas avasalladoras de que las redes sociales, al dar prioridad a la capacidad de
gustar por delante de la verdad, han tenido unas consecuencias imprevistas y catastróficas.
En Estados Unidos faltan pocos días para unas elecciones sin precedentes que se han
convertido en un referéndum no solo sobre el liderazgo político, sino también sobre la
legitimidad de la democracia. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? En gran parte, porque las
redes sociales han degradado las relaciones reales, han disminuido la capacidad de la gente
de votar en elecciones justas y libres y han debilitado la fe en la democracia y sus
perspectivas de futuro.

Leer más…