Para salvar vidas, eliminemos los videos extremistas de la web

11896
The New York Times, 4 de diciembre de 2017.

En octubre hubo una gran victoria en la lucha contra el extremismo, cuando YouTube anunció que había eliminado las conferencias y sermones de Anwar al Awlaki, un estadounidense que se había convertido en un predicador instigador y reclutador claramente efectivo para Al Qaeda en la Península Arábiga.

En 2011 el presidente estadounidense Barack Obama dio un paso extraordinario al ordenar un ataque con drones en contra de Awlaki en Yemen, aludiendo a su “liderazgo en la planificación y esfuerzos para asesinar a estadounidenses inocentes”. Desafortunadamente, debido a la ubicuidad en línea de sus conferencias y sermones, Awlaki seguía inspirando e incitando la violencia extremista aún después de su fallecimiento.

En diciembre de 2015, al buscar “Anwar al Awlaki” en YouTube salían alrededor de 60.000 resultados de conferencias y sermones suyos. Para agosto pasado, el número de resultados era de 70.000. Un polémico video de Awlaki, de una hora de duración y titulado “Battle of the Hearts and Minds”, en el que satanizaba a Estados Unidos, tenía más de 80.000 vistas y 700 me gusta.

Ahora, luego de las acciones de YouTube, al buscar el nombre del predicador hay un número de resultados significativamente bajo (18.600) y casi todo el material trata sobre Awlaki, pero no había sido realizado por él.

La eliminación de su contenido en línea salvará vidas. Hay al menos noventa casos en los que se demostró que extremistas en Estados Unidos y Europa estaban relacionados con Awlaki o bajo su influencia, como el tirador de Fort Hood, Nidal Hasan; Umar Farouk Abdulmutallab, apodado el “terrorista de la ropa interior” por intentar esconder una bomba en sus calzoncillos; los atacantes de Charlie Hebdo, Saïd y Chérif Kouachi; Omar Mateen, quien asesinó a 49 personas en Orlando, Florida; y los terroristas del Maratón de Boston, Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev.

Es necesario que existan estándares en todas las industrias que garanticen la eliminación permanente y a tiempo de contenido peligroso.

La reciente acción de YouTube fue un paso importante en una nueva dirección, pero hay más por hacer. El contenido de Awlaki debe eliminarse de todos los demás sitios de Google, incluyendo la plataforma para compartir archivos Google Drive. Otras compañías de internet, grandes y pequeñas, deben seguir el ejemplo.

En fechas recientes, Facebook, Microsoft, Twitter y YouTube crearon el Foro Global de Internet Contra el Terrorismo (Global Internet Forum to Counter Terrorism) para compartir información y mejores prácticas acerca de cómo contrarrestar la amenaza del contenido terrorista en línea. Una política de cero tolerancia hacia Awlaki y personajes similares sería un modelo a seguir para otras compañías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies