Percepción de la inmigración en tiempos de cólera

7804

Documentación Social, 3 de octubre de 2019.

 

1. De un país de emigrantes a un país de inmigrantes

Cuando se aborda el tema de las actitudes hacia la inmigración, es importante señalar
que a finales del siglo XX y especialmente principios del siglo XXI (año 2000) el
porcentaje de inmigrantes en España se incrementó notablemente, llegando al año
2012 con un saldo migratorio de 5,7 millones de inmigrantes que representaba el
21,1% de la población española. Esto era el reflejo de la expansión económica y el
crecimiento del empleo que experimentó el país, apoyada en una estructura de
demanda basada sobre todo en el consumo, sobre el que tuvieron un gran peso los
servicios y la inversión en construcción, En ese sentido, en pleno momento de
bonanza económica la valoración por parte de los ciudadanos hacia la inmigración era
de una aceptación condicional. Los autóctonos reconocían la necesidad de mano de
obra; este discurso de aceptación ejercía de contrapeso frente aquel que surgía en
contra como consecuencia de una serie de inconvenientes a los que tenía que hacer
frente el país, como la llamada crisis de los cayucos en 2006, que puso en evidencia
que la regulación de los flujos migratorios irregulares no estaba siendo eficaz para
controlar el volumen de entrada.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies