¿Pero hacía falta una ley?

12105

CTXT, 7 de julio de 2021.

 

Tres razones por lo que algunos sectores del feminismo consideramos la ley de
Garantía Integral de la Libertad Sexual innecesaria y equivocada en su
enfoque y en sus propuestas.

 

En tiempos sí hizo falta. Había que poner fin a aquella indignidad, aquel título del Código
Penal que contemplaba “los delitos contra la honestidad” y que por omisión permitía las
agresiones a mujeres “deshonestas”. E hizo falta un movimiento feminista potente, activo,
con las ideas claras, que exigió la restauración de la dignidad, de la libertad sexual de las
mujeres. Fueron varios años de movilizaciones y denuncias hasta que, en septiembre de
1995, el Parlamento aprobó la ley orgánica por la que se reformaba el Código Penal en su
Título VIII, que pasó a llamarse “Delitos contra la libertad e indemnidad sexual”, y que
recogía casi en su totalidad las exigencias feministas, entre las que, por cierto, no estaba la
exigencia de aumentar los años de prisión para los agresores.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies