Portugal, una sociedad avanzada

4856

eldiario.es, 23 de mayo de 2020.

 

La vida social y política portuguesa está llena de escenas que
contrastan con las caceroladas y la tensión española y ponen de
manifiesto que los problemas se pueden resolver sumando en vez de
con la terrible resta española.

 

Esta foto del presidente de la Republica Portuguesa en pantalón de deporte y haciendo cola
para entrar a comprar en un supermercado ha hecho las delicias fuera de Portugal, no así en
su tierra, donde la mayoría de la población considera normal que los servidores públicos
traten de su vida domestica y a la parte que resta de esa mayoría simplemente no le interesa
quien compre las patatas, los plátanos y el yogurt en cada casa, sea ésta la de un político o
la de una estrella de TV. A veces la educación tiene estas cosas, implica no inmiscuirse en
lo que es ajeno a las funciones propias de la representación política, ésas sí bien claras,
delimitadas por leyes y objeto de escrutinio democrático. Donde, por supuesto, no entra la
compra en el supermercado, por más que llame la atención en España. Varias veces, en los
lejanos 90, vi al presidente Jorge Sampaio empujando el carrito de la compra y Sampaio, al
contrario que Marcelo Rebelo de Sousa, no es expansivo y coloquial, simplemente usaba la
normalidad que algún día habrá que adoptar en España, ahora que ya no existe el terrorismo
y los coches oficiales con corbatas a juego no molan tanto.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies