Repensar el trabajo

3625

elDiario.es, 20 de septiembre de 2021.

 

Que el trabajo tiene valor, nadie lo pone en duda. Pero lo cierto es que en muchos casos la sensación de creatividad, que es innegable en toda labor, no tiene por qué pasar forzosamente por el trabajo que finalmente haces para poder subsistir.

 

Si hay algo que caracteriza a las personas es su relación con la supervivencia vehiculada a través del trabajo. Pero, la evolución económica y social ha ido haciendo casi anacrónica la conexión directa trabajo-supervivencia. Son muy pocos los que viven con lo que ellos mismos producen. Con el progresivo avance de la industrialización, lo que fue predominando es el trabajo como acceso al salario. Un trabajo que se fue alejando del hogar para concentrarse en lugares pensados específicamente para desempeñar labores productivas. El trabajo como sistema de acceso a recursos que nos permiten vivir ha ido quedando asumido como algo natural. No discutimos que para vivir hay que trabajar. Lo que discutimos es si falta trabajo, si es fácil acceder al mismo, si nos gusta hacer lo que nos ofrecen, o sobre cualquier otro requisito.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies