Sáhara Occidental: Un desierto para el periodismo

10799

Julio de 2019.

 

INTRODUCCIÓN

El 26 de febrero de 1976, tras más de un siglo de colonización, España se
retiraba del Sáhara Occidental, librando el territorio a la ocupación civil y
militar de Marruecos y abandonando a su suerte a decenas de miles de
saharauis. Más de cuatro décadas después, el Sáhara Occidental permanece
en un limbo político, siendo oficialmente el último territorio no
descolonizado de África, dividido entre las zonas ocupadas por Marruecos, las
controladas por el Frente Polisario y los campamentos de refugiados de
Tinduf (Argelia).

El periodismo es una de las numerosas víctimas de este conflicto abandonado
por el foco mediático, que ha hecho del Sáhara Occidental un auténtico
“agujero negro” informativo. Marruecos -puesto 135 en la Clasificación
Mundial de la Libertad de Prensa de RSF- maneja con mano de hierro la
información dentro del territorio, castigando de forma implacable el ejercicio
del periodismo local y bloqueando el acceso de los medios extranjeros.
Torturas, detenciones, malos tratos, persecuciones, acoso, hostigamientos,
calumnias, difamaciones, sabotajes tecnológicos y abultadas penas de cárcel,
en condiciones deplorables, constituyen el día a día de los periodistas
saharauis.

Leer más…