Toño Rodríguez

6959

www.nortes.me, marzo de 2022.

 

Diego Díaz Alonso
Un adiós republicano para Toño “El Rojo”

Aunque su apellido fuera Rodríguez, en la Universidad del tardofranquismo, Toño se ganó el sobrenombre de “El Rojo”. Motivo: su militancia comunista y antifascista. Un compromiso que adquirió en la adolescencia, y que nunca abandonó hasta su repentina muerte el pasado sábado, en el transcurso de unas vacaciones en Málaga con su hermana y su cuñado. Este lunes fueron muchos los que se acercaron al cementerio civil de Oviedo/Uviéu para despedir al que fuera su amigo, compañero o vecino de una ciudad y un barrio, el Antiguo, que como señaló su camarada Miguel Muñoz, se empobrecerá sin él. Entre el público asistente al homenaje estaban veteranos del Movimiento Comunista de Asturias y Lliberación, organizaciones a las que Toño había pertenecido, pero también del PCE, IU, Somos y Podemos, o del PSOE, como el ex alcalde Wenceslao López. También activistas de muchos de los movimientos sociales a los que Blanco, abogado de profesión, apoyó desde el frente legal. La monja Nieves Salaverri, de 90 años, no quiso faltar a la despedida de quien le había defendido a ella y a la asociación vecinal de Ventanielles, cuando un grupo de vecinos del barrio carbayón ocuparon un piso municipal para denunciar el problema de acceso a la vivienda de las clases populares ovetenses. Blanco nunca olvidará que gracias a su buen hacer logró que todos salieran limpios del proceso judicial.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies