Tras los pasos del Estado Islámico

8770
elpais.com, 05 de  agosto de 2018

El pasado 17 de octubre, un escueto y optimista comunicado castrense propagó una
sensación de ansiado alivio en la opinión pública mundial. Apenas cuatro meses
después de la cruenta victoria en Mosul (Irak), las milicias kurdas enroladas por
Estados Unidos como unidades de vanguardia celebraban la expulsión del Estado
Islámico de Raqqa, su capital en Siria, y con ello el anhelado (y supuesto) epílogo del
turbador califato salafista proclamado tres años antes por Abu Bakr al Baghdadi desde
el púlpito de la Gran Mezquita de la citada ciudad iraquí, hoy reducida a escombros.
Una impresión de misión cumplida, de sortilegio colectivo, que contribuyó a desviar
el interés mediático y condujo en Occidente a la falaz idea de que aquella maldad que
aterrorizaba sus propias calles había sido finalmente conjurada.

Leer más…

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies