Ucrania, la derrota de Putin

9957

El País, 24 de febrero de 2023.

Lo que teme Moscú no es que Kiev se integre en la OTAN, sino que sea democrática y realmente soberana. El desenlace de la guerra aún está en juego, pero Rusia ha perdido a los ucranios para siempre.

Vladímir Putin ha fracasado hasta el momento. No ha conseguido doblegar Ucrania, como evidentemente pensaba que pasaría, y como hizo creer a su población y a otros Estados (China, muy en particular) para que lo apoyaran. Este hecho habla por sí mismo. Debilita la imagen del poder ruso, por dentro y por fuera y, en cambio, afianza la existencia de Ucrania, cada día un poco más. La respuesta colectiva de la población, ya sea de origen ucranio o ruso, está acelerando —alcanzado ya probablemente un punto de no retorno— el proceso de construcción nacional e institucional, iniciado en 2014 tras los primeros y fracasados intentos de la revolución naranja de 2004. Y tras las contraofensivas ucranias, la idea de que Kiev podría ganar la guerra ya no es impensable.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies