¿Un nuevo realismo?

4112

18 de julio de 2018.


 

El terreno de juego de la sociedad mediática es un ámbito incómodo para la filosofía.
Aunque durante todo el siglo XX sus salidas a la palestra pública han sido constantes,
tenía un espacio propio de creación, generalmente la universidad, en el que se
producía el intercambio fundamental de ideas y del que surgían los incentivos básicos
para la producción filosófica. Pese a todas las acusaciones de academicismo, basta
mirar al siglo pasado para comprobar que ese anclaje de la filosofía en la universidad
era simultáneo con una atención casi obsesiva por la situación de la época y por los
cambios sociales. Pero los criterios de enjuiciamiento capaces de calificar la calidad de
una obra filosófica no provenían de la palestra pública, sino de los pares, los filósofos.
Como ocurría con todos los «intelectuales», ese concepto típico del siglo XX, el valor de
la palabra pública del filósofo se asentaba en el prestigio adquirido en su campo propio,
el de la creación filosófica, donde había obtenido el renombre necesario que le permitía
una proyección pública más allá de él. Este esquema clásico de presencia social de la
filosofía está claramente tambaleándose. El dominio casi total del ámbito público por
parte de la televisión y las redes sociales está cambiando decisivamente las condiciones
formales y materiales del discurso que quiera acceder a él y, con ellas, la forma en que
los ámbitos particulares de creación (ciencia, filosofía, arte, literatura) se ven a sí
mismos. La visibilidad, el nuevo concepto omnipresente, es una perfecta expresión de
este cambio: su manejo constante en las facultades de filosofía no indica sólo la
ingenua preocupación por la difusión de sus actividades, sino la conversión del
horizonte de aparición mediática en criterio de pensamiento, es decir, de selección de
temas y de formas discursivas y argumentativas. La visibilidad, esa especie de
proyección a priori de toda actividad en el espacio mediático, se torna así en dimensión
interna de la producción filosófica.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies