¿Una izquierda de país?

6849

El Correo/El Diario Vasco, 1 de junio de 2022.

 

Un grupo de dirigentes y militantes de la izquierda vasca (procedentes de Ezker Batua y PSE, entre otros partidos) han dado a conocer recientemente un escrito en el que proponen una confluencia de la izquierda ‘del país’ en torno a EH Bildu. En el documento señalan que la izquierda nació para poner en «el centro de la vida social al ser humano y no al capital». En coherencia con esta aseveración, estaría bien que quienes propugnan esa extraña marcha hacia EH Bildu explicaran qué seres humanos caben en esa vida social, habida cuenta de todos aquellos que no cabían en la vida a secas del país hace no tanto. También requiere alguna explicación la invocación al capital, cuando el criterio territorial difumina las diferencias de clase, de modo que incluye a los capitalistas vascos mientras que se desentiende de la suerte de los trabajadores españoles de otros territorios. Más que progresismo, estaríamos ante lo que Christophe Guilluy denomina «secesión de los ricos», en la que la máscara soberanista sirve para «un proceso de secesión social y cultural que aspira a desmantelar las solidaridades sociales». En los términos de Arnaldo Otegi, coordinador de EH Bildu, se trata de «construir un modelo vasco de solución para nuestros viejos y nuevos problemas», así como de «fortalecer nuestra identidad comunitaria y desarrollar nuestro propio sistema de seguridad colectiva […] con instituciones soberanas que den cauce a un empoderamiento colectivo que nos permita superar la actual dependencia estructural» (Diario Vasco, 24/05/2022). La tradición política asocia progresista con lo común no con lo propio.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies