Una radiografía de las desigualdades mundiales

5908

El País, 16 de diciembre de 2021.

 

La pandemia no ha hecho más que exacerbar situaciones de inequidad ya existentes y nos recuerda la importancia de disponer de estadísticas para poder entender quiénes son los ganadores y perdedores de las crisis.

 

Vivimos en tiempos del big data y sin embargo las estadísticas sobre desigualdad siguen siendo muy escasas y poco comparables a lo largo del tiempo y espacio. Las agencias estadísticas publican series sobre el crecimiento de la renta para la población en su conjunto (las cuentas nacionales), pero no distinguen entre los distintos grupos de la población. La revolución de los datos no ha llegado, por lo tanto, a las cuentas nacionales, ya que los gobiernos no capturan ni publican las estadísticas más básicas sobre la distribución de ingresos y riqueza. La pandemia no ha hecho más que exacerbar las desigualdades ya existentes y nos recuerda la importancia de disponer de estadísticas sobre desigualdad para poder entender quiénes son los ganadores y perdedores de las crisis y ayudarnos así a implementar políticas que nos permitan paliar sus consecuencias.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies