Antes y después del ‘procés’: los efectos de la puja y la desintermediación en los partidos

5816

Revista Idees, 13 de agosto 2020.

 

En el futuro, será impensable entender la España de estos años sin considerar el conflicto político vivido en Cataluña como un motor de innovación política, aunque no necesariamente de reforma estructural. Para entonces quizá ya sepamos qué aprendió la política española de todo ello. Si es que aprendimos algo, lo cual seguramente dependerá de la manera en que hayamos entendido este conflicto.

 

Evitar el fallo de diagnóstico

Me interesa distinguir aquí el debate de largo alcance histórico (la organización territorial en España y el grado de autogobierno al que aspira Cataluña) del conflicto específico vivido durante la década 2010-2020. Aunque cada vez resulta más común dar por acabado el tiempo estricto del denominado procés, la sombra de sus consecuencias políticas va a seguir proyectándose en la sociedad y en la política española por un tiempo mucho mayor. Y es que, al lado de sus efectos más dramáticos (la prisión de los líderes independentistas, la polarización política, la discordia institucional), debemos añadir otros elementos del contexto que rodeó el inicio del procés y que seguirá marcando su estela.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies