Coser el país con hilo verde

7135

InfoLibre, 1 de noviembre de 2019.

 

Cuenta el mito que una ardilla podía cruzar la península ibérica de rama en rama, sin tocar el suelo, por los frondosos bosques que nuestro territorio albergaba. Como si de un cuento homérico se tratase, los “poetas” crearon y reprodujeron esta fábula con el mismo fin del mito de la Grecia clásica: mantener y garantizar el imaginario colectivo que aseguraba su supervivencia. Aunque los sofistas y los más famosos Sócrates y Platón ganaron la batalla con su logos, ni el mito se pasó de moda ni ha dejado de funcionar. Existe y, además, es necesario. El imaginario de España se estrecha y se fractura cada vez más, no con grietas catastróficas que hundirán a nuestra civilización, sino con sentidos contrapuestos y hasta antidemocráticos que incompatibilizan no solo su reconstrucción, sino hasta la convivencia de sus habitantes. Las heridas todavía sangrantes de una crisis económica −que atravesó a todas las capas sociales, especialmente las bajas y medias− junto con una crisis territorial sin precedentes en la democracia española ha provocado 1) una ruptura difícilmente reversible del contrato social español y, a la vez, 2) un desprestigio de la importancia de lo urgente o de la urgencia de lo importante.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies