El Hong Kong de John Lee

12644

CTXT, 2 de junio de 2022.

 

Si la estrategia del Gobierno chino y del nuevo jefe ejecutivo de Hong Kong se basa en la seguridad y desprecia el progreso social y la justicia no será extraño que la agitación política vuelva a inundar las calles.

 

Puede que ahora nos rasguemos las vestiduras, pero lo indiscutible es que la llamada comunidad internacional ha hecho bien poco por instituir un sistema democrático en Hong Kong. Gran Bretaña, la potencia colonial desde el siglo XIX, se acordó de ello a las puertas de la retrocesión (1997). En la misma línea, no deja de ser clarificador que al Club de Corresponsales de Prensa Extranjera le llegara la inspiración para crear un premio de derechos humanos (que este año canceló por temor a represalias) justamente en 1996. Nunca nos quejamos de que su Majestad la Reina nombrase a dedo al gobernador de Hong Kong y ahora nos escandalizamos porque un candidato único es elegido por un selecto colegio electoral formado por 1.500 personas. ¿Acaso es más lógico exigir a un gobierno autocrático garantías de establecimiento de un gobierno democrático en Hong Kong que a la democrática Gran Bretaña? Cualquier diatriba occidental a propósito de Hong Kong debería estar precedida por un inmenso mea culpa. Y más aún, cuando exhibimos una tan escandalosa doble vara de medir a propósito de la política de la India de Modi en Cachemira.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies