La brecha salarial entre mujeres y hombres

12500
nuevatribuna.es, 28 febrero 2018

Nadie se atreve a negar la brecha que separa las retribuciones salariales que perciben mujeres y hombres. Aquí y en todo el mundo. Hoy, con un capitalismo globalizado, desregulado y dominado por el capital financiero, y desde hace dos siglos y medio, en los primeros pasos de la primera revolución industrial y el primer capitalismo. Nadie o muy pocos se atreven a justificarla, pero esa brecha salarial tiene ya una larga historia y, previsiblemente, una larga vida por delante. Lo cual podría indicar que, pese a la negativa valoración social que se hace de esas diferencias salariales, su pervivencia es funcional para el mantenimiento del actual orden económico y social. La brecha salarial de género permite, en efecto, ofrecer a bajo coste bienes imprescindibles para la reproducción de la fuerza de trabajo. Las diferencias salariales de género casan bien con los objetivos de poderosos intereses económicos que desean que el mercado arrebate al Estado la oferta de bienes que cuentan con una demanda con capacidad de pago y que, para lograrlo, están presionando al poder político para que se recorte el gasto público, aunque sea a costa de reducir los bienes públicos y su calidad.   

 

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies