La izquierda después de Nicaragua

11026
Gara, 5 de agosto de 2018

 

La caída del socialismo real y del muro de Berlín tuvo efectos relativamente
importantes en América Latina, pero se circunscribieron a los partidos comunistas y a
su área de influencia. Pese a ello, no consiguieron frenar el ascenso del progresismo
que en esos años venía conquistando los gobiernos municipales de grandes ciudades
como Sao Paulo (1989), Porto Alegre (1991), Montevideo (1990) y Caracas (1993),
entre las más destacados.

El acceso a los gobiernos municipales fue la primera fase de un crecimiento
imparable de los progresismos y las izquierdas, que los usaron como plataformas
políticas para experimentar nuevas formas de gobierno, entre las que destacan los
presupuestos participativos que tuvieron fuerte repercusión a raíz de la gestión del PT
en Porto Alegre. Apenas una década después de la caída del socialismo real (1989-
1991), los progresismos comenzaron a ganar elecciones nacionales hasta convertirse a
mediados de la década de 2000 en las fuerzas hegemónicas de la región sudamericana.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies