‘Ley trans’: el mayor premio es la dignidad

7596

El País, 22 de diciembre de 2022.

 

El olor a chocolate caliente. Un portal de Belén sobre las cajas de vendimiar. Los niños de San Idelfonso cantando y mi hermano y yo afuera con los vecinos, quitando las piedras del camino para que el camello de Baltasar —mi favorito— no se tropezara.

Las cosas han cambiado mucho desde que me fui de Tenerife hace 45 años. Ya no me tiran piedras los niños pequeños del párvulo, y mi nombre en la carta de los deseos es el mismo que aparece en mi DNI: Carla. Casi nada. Tampoco están mis padres ni muchos de mis seres queridos, pero sigo compartiendo aquella ilusión de jugar. Cada año, con mi amiga Maribel Peces-Barba, hermana de don Gregorio, compramos en el pueblo de Sort un boleto acabado en 5.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies