Necesidades sociales en España. Salud

7976

Octubre de 2019.

 

INTRODUCCIÓN

La salud es un bien muy preciado para las personas y un derecho fundamental
reconocido en la Constitución Española, que asigna a los poderes públicos la
responsabilidad de protegerla a través de las medidas y servicios necesarios.
Asimismo, la salud protagoniza tres de los veinte principios básicos del pilar europeo de
los derechos sociales, aprobado en 2017. Dichos principios consagran el derecho
de toda persona a tener «un acceso oportuno a asistencia sanitaria asequible,
de carácter preventivo y curativo y de buena calidad». Además, se reconoce
explícitamente el derecho de las personas que sufren discapacidad a recibir las ayudas
y los servicios necesarios para garantizar su plena integración económica y social,
así como el derecho a «cuidados de larga duración asequibles y de buena calidad,
en particular de asistencia a domicilio y servicios comunitarios».

La universalidad del acceso, la atención adecuada en todos los momentos del ciclo
vital (desde el nacimiento hasta la muerte) y la buena calidad de los servicios son
denominadores comunes de los distintos enunciados del derecho a la salud.
Además, se exige que los cuidados sean asequibles a todos los ciudadanos. Tanto la
asistencia sanitaria como los cuidados de larga duración son servicios cuyo coste
económico puede superar con mucho el poder adquisitivo de las personas afectadas.
Por ello, es importante garantizar que la carencia de recursos no suponga una barrera
de entrada al sistema, utilizando mecanismos eficaces de protección financiera.
Tampoco deben constituir barreras otros factores, como el sexo, la edad o el lugar de
residencia.

Leer más…

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies