Reflexiones en tiempos inciertos

7387

Abril de 2020.

 

Vivimos circunstancias que podríamos calificar de incertidumbre irreductible.
Robert Skidelsky, historiador y biógrafo de Keynes, basándose en las interpretaciones
de este último, distingue entre incertidumbre epistemológica, según la cual cabe esperar
que con una mayor cantidad de información se reduzca la incertidumbre a riesgo
calculable, e incertidumbre ontológica, que es aquella que no puede ser eliminada. En
palabras de Skidelsky: “El futuro no está ahí fuera esperando que lo conozcamos, sino
que nosotros mismos estamos influyendo en la creación de ese futuro”. El futuro
depende de la acción humana y de circunstancias imprevistas que puedan surgir.
Transponiendo las ideas al momento actual, por ejemplo, un nuevo brote del virus en
otoño podría echar por tierra muchas de las estrategias en las que ahora pensamos para
recobrar la vida y la economía del país.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies