Serpientes de verano amenazan el futuro de las pensiones

1873

elDiario.es, 29 de septiembre de 2020.

 

Hay movimientos sociales, como el feminismo o el ecologismo, que
tienen carácter global y permanente, son interclasistas,
intergeneracionales e internacionales. El actual movimiento de
pensionistas no responde a esas características, se asemeja a las
luchas obreras que surgen por una reivindicación concreta y
persisten hasta que se consigue o se renuncia.

 

Durante este estío perturbado por la pandemia de la COVID 19 bastaba informar de la
situación sanitaria para mantener activada la alarma social, mas no por eso han dejado
de difundirse noticias preocupantes sobre el porvenir de las pensiones. Alcanzó amplio
eco el informe del Tribunal de Cuentas acerca de las deudas que comparten el Estado y
la Seguridad Social, así como un estudio del Banco de España analizando la
rentabilidad de las cotizaciones en materia de pensiones. Son datos que se prestan a
valoraciones dispares, utilizados por economistas al servicio del establishment bancario
para hacer campaña a favor de las pensiones privadas. Por otra parte, tanto a nivel
estatal como en el País Vasco el movimiento de pensionistas está en declive, por
primera vez desde el 2018 se suspendieron las concentraciones en verano.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies