Tras las elecciones gallegas Volvemos a la casilla del indulto

5384

La Vanguardia, 20 de febrero de 2024.

 

El bloque conservador y el bloque progresista están casi empatados en voto popular. Partido Popular, Vox y Democracia Ourensana, que así se llama la plataforma inventada por el alcalde Gonzalo Pérez-Jácome, suman 748.296 votos, el 50,5%. El bloque progresista (BNG, PSOE, Sumar y Podemos) suma 706.790 votos, el 47,7%. Entre ambos bloques hay una diferencia de 41.506 votos. Si consideramos las líneas de fondo de la política, Galicia es una sociedad casi empatada entre derecha e izquierda, con una cierta mayoría conservadora. Si la circunscripción electoral fuese Galicia como distrito único, el sistema proporcional daría una ventaja mucho más corta al Partido Popular en número de escaños. Pero no es así. Con una ventaja de sólo 41.506 votos en el cómputo general, el bloque conservador consigue seis escaños de ventaja sobre el bloque progresista (a razón de siete mil votos por escaño), gracias a una ley electoral que ofrece una mayor representación a las provincias de Lugo y Ourense, y también gracias a la frenética fragmentación del bloque progresista que ha tirado a la papelera los pocos votos obtenidos por Sumar y Podemos, víctimas de una pelea cada vez más triste y patética.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies