La desobediencia civil

10067
lavanguardia.com, 05 de septiembre de 2018

 

Una de las novedades conceptuales que trajo el movimiento de los indignados del 15 de
Mayo del 2011 fue el de “desobediencia civil”. Es decir, negarse a obedecer decisiones
o leyes consideradas injustas por considerar que benefician a determinadas élites en
perjuicio de los colectivos sociales débiles, o que chocan con la conciencia moral
individual.

Siendo ya alcaldesa de Barcelona, Ada Colau defendió la desobediencia como forma de
lucha política frente a lo que consideraba una regulación injusta de desahucio de
hogares sin recursos por parte de la banca y de los fondos de inversión. Este
posicionamiento fue motivo de escándalo para las elites del sistema y de acusaciones de
populismo impropio de una autoridad política.

Leer más…