Portugal, ¿inmune a la ultraderecha?

6812

Infobae, 11 de febrero de 2019.

 

En los últimos diez años, la mayoría de los países de Europa ha experimentado un
notable auge de partidos extremistas que han logrado obtener representación
parlamentaria. Portugal, junto con la República de Irlanda, es uno de los dos grandes
países de la Unión Europea que han logrado esquivar este fenómeno. Las próximas
elecciones están convocadas para octubre de 2019 y la pregunta que muchos se hacen
es: ¿sucumbirán los lusos a esta tendencia o se mantendrán inmunes a ella?

Este 2019 se perfila como un año políticamente muy relevante para Portugal. Las
próximas elecciones europeas tendrán lugar en mayo y los lusos tratarán de
aprovecharlas para consolidar su papel de mediador internacional, dialogante y
abierto al consenso. Cinco meses más tarde, los portugueses volverán a ser
consultados, esta vez para elegir a los representantes de la Asamblea de la República. A
lo largo de 2018, en pleno clima pre-electoral, se han sucedido las protestas sociales,
fundamentalmente por parte de los trabajadores de distintos sectores públicos
(enfermeros, médicos, bomberos, policías, guardias de prisiones…) que le exigen al
Gobierno un aumento de salario (tras diez años de suelo congelado), la mejora de unos
servicios públicos deteriorados y colapsados o que vuelvan a reconocerles a los
funcionarios sus años de antigüedad para poder acceder a promociones dentro de su
profesión.

Leer más…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies